Apuntes para un proyecto de novela (7)

Mientras ves aumentar cada tres meses en las encuestas del CIS el número de parados, deseas con cierto aire heroico y revolucionario pasar a formar parte de esas cifras. De un modo siniestro, te gustaría que te echaran para demostrarle al mundo que uno puede vivir de espaldas a él. Así dicen que vivió Juan Carlos Onetti sus últimos días. Aunque no has leído ningún libro del uruguayo, has oído a tu hermano pequeño contar esa historia en alguna comida familiar: el tipo se tumbó en la cama y esperó a la muerte de espaldas a la ventana de su habitación —eso dijo tu hermano—. Darle la espalda al mundo. Todo lo que has hecho hasta los treinta años ha consistido en tratar de que los demás entendieran que les dabas la espalda. Todo lo que ha venido después son las consecuencias de esa actitud, de esa entrega. Si le das la espalda al mundo, el mundo te devuelve su indiferencia multiplicada por mil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s